viernes, 5 de noviembre de 2010

The Belgian Knight Rises

Tras una semana de relax y de reeler mis antiguos post me ha vuelto el gusanillo de la escritura. La última vez parecía muy desmotivado en cuanto a las cosas que contar, no sé el porqué pero no encontraba nada digno de comentar. Pero como le dijo el melocotón gigante a Jack: las tornas han cambiado. Seguimos con el día a día de Hasselt, para empezar ya tengo cuenta en el banco, lo que va a significar no tener que quedarme otra vez sin dinero ni comida y acabar pidiendo asilo político a los chinos de la tercera planta, que desde que los descubrimos los veo más que a John Turturro.

El sistema bancario de este país, o por lo menos del KBC, es de lo más raro. Nos abren la cuenta gratuitamente, y tenemos la saving account y la compact account, la primera es la de ahorros y la segunda la de la tarjeta proton. El dinero lo tenemos en la saving account, pero no podemos acceder a él, tenemos que realizar una transferencia entre nuestras cuentas y pasarlo a la compact para poder sacar el dinero desde la proton. Esta operación se puede realizar de dos formas diferentes, vía on-line o en le cajero. 

Si nos decantamos por el sistema on-line, sólo diré que hasta los del Area 51 consideran desmesuradas las medidas de seguridad. Accedemos a la web del KBC. Insertamos el número de nuestra tarjeta en una casilla, en esa misma sección tenemos un código de seguridad. Entonces cogemos la tarjeta y la insertamos en un aparato/calculadora que nos dió el banco al abrir la cuenta. En el aparato tenemos que pulsar el botón de acceso, introducir el código que vemos en la web y entonces poner nuestro código PIN. Tras todos estos pasos, el aparato nos dará un código que deberemos introducir en la web y por fin acceder a nuestra información bancaria. Una vez hayamos hecho la transferencia entre nuestras cuentas, tendremos que repetir el proceso para que se nos proporcione otro código que nos permitirá confirmar que deseamos realizar el traspaso de dinero. Si es que el que no acceda ilegalmente a la cuenta de otro es porque no quiere.

Si vas a la opción física, es más fácil pero sigue siendo un coñazo, hay dos cajeros: uno para transferencias y otro para sacar dinero. Tan solo tienes que coger la tarjeta y meter esta en un cajero, realizar la transferencia y sacar el dinero desde el otro cajero (no es que de repente haya obviado los acentos de "solo" y "esta", es que acabo de leer en El País que los de la RAE han decidio eliminarnos, así será más fácil escribir y total, pa q ncesitamos los acntos? se ve que han decidido usar los asientos para rascárselos bien, porque para otra cosa no lo veo yo. El día que escuche "amo al Gran Hermano" estaremos bien jodidos).

La compra, os dije que se hacía en el Spar Express, mentí como un bellaco, o como una bellota, ahora que se cuenta con medio de transporte de dos ruedas podemos ir al Aldi que está a 5 minutos desde Studho. Es más barato, más bonito y por 10 euros puedes tener la compra semanal. Justo al lado se puede encontrar una sucursal del KBC, lo que pasa que no pude entrar porque me había dejado el libro de familia y la muestra de orina en la residencia, así que no me dejaron sacar más dinero. Como menos que la familia de John Goodman en el día de acción de gracias (es curioso que ya es la segunda vez que lo nombro en este blog), el pescado y la carne están por las nubes, así que volvemos a la dieta del estudiante de toda la vida: paquetes de pasta por 32 céntimos, huevos por 89 céntimos, pizzas y lasañas por 1 eur. Aunque ya nos hemos organizado un calendario culinario y un día a la semana compramos pescado congelado y lo hacemos ese mismo día, luego está el día de la carne. La fruta si que está a buen precio, así que un par de manzanas no faltan.  



El nivel cinematográfico se ha visto reducido drásticamente, el tiempo que dedico al audivosiual se divide básicamente en raciones individuales de 20 minutos para How I Met Your Mother (la temporada más floja desde que Charlie Seen decidió no beber par actuar en Dos hombres y Medio) y de 1 hora para Boardwalk Empire (el hombre que nació viejo por fin tiene el protagonismo que se merece). Aunque tengo el disco duro saturado de Psycho, Wild Bunch (será la próxima que vea), Jackie Brown y Sunrise entre otras.

Me reservo cosas para la próxima entrada que no tardará mucho en llegar, ya he aprendido a hacer piruetas con la bici y he mejorado mis técnicas en el ping-pong. Sí, de vez en cuando también voy a clase.



Esto es lo que puedes encontrar al entrar en unas galerías comerciales que hay en Hasselt, creo que Tim Burton describiría esto como su visión del infierno.

video


Sí, Nolan ya ha puesto el título y se ha abierto el eterno debate, yo me inclino, me parece malísimo, tuvo los huevos de quitar la palabra de Batman del título de una película tan comercial y ahora hace esto? Tiene suerte que junto a Fincher se ha ganado una gran reputación y dentro de años serán de los más grandes (y eso que van a muy buen ritmo). Sí, ya sé que este párrafo no viene a cuento, pero ahora no tengo muchas oportunidades de hablar de cine.